escuela interpretacion

El trabajo emocional

El viaje emocional del actor

Uno de los principales trabajos del actor es transmitir al público en teatro, ó a la cámara en cine y televisión, las emociones de su personaje. Este objetivo es complejo para el que empieza a aprender esta profesión, y una tarea que exige un continuo entrenamiento para el actor ya formado, para conseguirlo tendrá que:

  • aprender a reconocer muy bien sus propias emociones, concretarlas y saber en qué parte de su cuerpo se colocan y cómo le afectan.

 

  • cuando empezamos a actuar, debemos “dejar nuestras propias emociones fuera”, nuestro cuerpo tiene que estar libre y a disposición del personaje.

 

  • conseguir tener un cuerpo libre de bloqueos: las emociones contenidas, reprimidas o desconocidas, tienden a ocultarse dentro de nuestro cuerpo y lo “bloquean”, lo que impide que podamos disponer libremente él. Este “bloqueo” a menudo suele pasar inadvertido hasta que empezamos a aprender esta fascinante profesión y nos adentramos en el conocimiento profundo de nosotros mismos.

 

  • disponer de un cuerpo libre y armónico es esencial para transmitir emociones que nosotros elegimos para nuestro personaje. Lo inverso, que sean nuestras emociones las que se impongan en el personaje, haría que nuestra actuación no fuera correcta, ensuciaría el resultado. Un trabajo de introspección y conocimiento de lo que sucede dentro de nuestro ser unido a un entrenamiento corporal que a través del movimiento y respiración consiga liberar y desbloquear cada articulación es indispensable para el actor. Incluso los que llevamos años en la profesión debemos seguir entrenando nuestro cuerpo, (como el que desea tener un cuerpo musculoso, fuerte y debe ir al gimnasio para mantenerlo). Si no lo hacemos, nuestras emociones tenderán a ocultarse en nuestro cuerpo nuevamente y en consecuencia lo bloquearán.

 

  • el mero hecho de trabajar en vivo ante un público, o un equipo en una grabación o rodaje, puede despertar emociones como ansiedad, estrés, miedo al fracaso, miedo a la crítica, miedo a olvidar mi texto, miedos … Por ello, insistimos en la importancia del aprendizaje de esta profesión para adquirir el conocimiento de las herramientas necesarias que nos harán sentirnos respaldados en todo momento y nunca nos dejarán perdidos y a la deriva durante una actuación. Así como realizar un entrenamiento físico con asiduidad para en todo momento dominar nuestras emociones, y que estas no se adueñen de nuestro trabajo y en consecuencia, del personaje.

 

  • por otro lado el actor/actriz tiene que familiarizarse con emociones producidas por circunstancias que quizás no haya vivido y sin embargo hay que transmitirlas, hacerlas creer de verdad y conseguir conmover al público o espectador.

Parece complejo, pero ésa es la misión del Maestro de actores enseñar como hacerlo, como reconocer cada emoción, que pasee por nuestro cuerpo y seamos capaces de proyectarla hasta la última fila de un gran auditorio ó en contención a través del brillo de la mirada a un objetivo, o un matiz en la voz, que llenará nuestra actuación de verdad.

El viaje emocional al que debe enfrentarse el actor en su trabajo o en su aprendizaje ¿debe hacerle sufrir? Si además como nuestra escuela enseña, trabajamos siempre con la verdad para poder llegar a conmover con las emociones al espectador, podríamos pensar que la actriz que tenga que representar las emociones por ejemplo de Ofelia en Hamlet, todas los días durante meses, podría terminar afectada por ese tremendo viaje emocional. Pues la respuesta es NO. Con nuestro método de enseñanza por supuesto que no. Es un viaje fascinante dónde además como personas aprendemos a librarnos de nuestros bloqueos, aumentamos la empatía hacia los demás, y “cada viaje emocional” será como un juego. Si lloramos, o reímos será de verdad pero siempre lo disfrutaremos. No es fortuito que “actuar” en inglés se diga “to play” . Si lo tradujéramos literalmente sería “jugar”.

Te animamos a entrar en nuestra web y mirar las herramientas de trabajo que enseñamos. Así te harás una idea.

Si una vez leído esta entrada en nuestro blog estás desando venir a aprender con nosotros, comentarte que lo primero quee haremos es “cambiar los miedos por confianza“ .

Y aquí un adelanto, si quieres entretenerte durante lo que queda de verano te invitamos a ver la siguiente lista de emociones y que vayas escribiendo dónde crees que se colocan en el cuerpo cuando uno las siente:

Aburrimiento – Admiración – Adoración – Alegría – Alivio – Ambición – Amor – Ansiedad – Anticipación – Arrepentimiento – Asombro – Atracción – Aturdimiento – Avaricia – Celos – Codicia – Compasión – Conmoción – Culpabilidad – Curiosidad – Decepción- Desafío – Desconcierto – Deseo – Desesperación – Desilusión – Desprecio – Determinación – Encaprichamiento – Entusiasmo – Envidia – Espanto – Esperanza – Exaltación – Exasperación – Expectación – Fascinación – Frustración – Furia – Histeria – Horror – Humillación – Impaciencia – Incredulidad – Indiferencia – Indignación – Ira – Lástima – Lujuria – Malicia – Miedo – Odio – Optimismo – Orgullo – Pánico – Pasión – Pena – Pesadumbre – Piedad – Remordimiento – Repugnancia – Resentimiento – Respeto –  Serenidad – Soledad – Sorpresa – Sospecha – Temor – Terror – Venganza – Vergüenza – Etc.curso teatro madrid

También en nuestra web podrás ver los distintos grupos que hemos establecido para adaptarnos a tu disponibilidad. Y este año abrimos un nuevo grupo de entrenamiento para actores para tener siempre tu cuerpo libre y preparado para trabajar.

Abrimos nueva sección en nuestro blog: ¿Tienes alguna duda sobre nuestra profesión y deseas que te la aclaremos? Haznos llegar tu pregunta a través del formulario de nuestra web y estaremos encantados en escribir una entrada en nuestro blog para ti.

¡FELIZ VERANO!

By :
Comments : 0
About the Author

Leave a Reply

*

captcha *